¿Es bueno que un aceite de oliva sea picante y amargo?

Moltes vegades, a Olis Bargalló, ens hem trobat a persones que pensen que un oli no és bo perquè és amarg i picant. Però, si ens preguntem si és bo que un oli d’oliva verge extra de sabor amarg i picant, la resposta és fàcil i ràpida: sí.

De fet, el picant i l’amarg, juntament amb el fruitat, són els principals atributs dels OOVE. Els trets que fan servir els tastadors professionals d’oli d’oliva per a valorar la qualitat. Que un oli tingui un sabor amarg i picant és positiu, sent senyal inequívoca d’olis de qualitat. I és què indiquen que són rics en antioxidants.

Hay, de hecho, algunas variedad que és más picante, como por ejemplo la Picual y, sobre todo, los aceites de cosecha temprana. collita primerenca.

Causas del picante y del amargo en el aceite

El amargor y el toque picante en nuestra garganta cuando probamos aceites de oliva virgen extra tempranos o de variedades "potentes", son indicadores de su calidad y estabilidad. Y es que, indican un alto contenido en polifenoles naturales, compuestos con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, que confieren una vida útil más larga a nuestro aceite sin perder sus calidades salutíferas.

Esto es porque el causante del atributo picante en el aceite de oliva es un polifenol denominado oleuropeína y está presente en mayor proporción en los frutos más jóvenes. Por eso, cuando realizamos cosechas tempranas, con los frutos más, verdes, los aceites resultantes presentan una mayor sensación de picor en boca.

Más concretamente, laoleuropeina -la responsable del amargo- se encuentra principalmente en las hojas del olivo y en la oliva en estado de maduración temprano. Por eso, cuando los aceites se elaboran con las olivas que están verdes o volviendo a violeta rojizo (Envero) son los aceites más picantes y más saludables.

Un picante que combina muy bien

El picant i amarg dels olis d’ioliva verge extra, per tant, són característiques que, malgrat sovint a molts consumidors, aporten tocs molt especials. Són olis amb caràcter que aporten un plus a cada elaboració. Olis que serveixen per a cuinar, però que en cru són excepcionals.

De hecho, el maridaje con el aceite oliva virgen extra picual no es nada difícil. Es una de las variedades más extendidas y consumidas en España. Se trata de un aceite con cuerpo, de sabor ligeramente amargo y picante, por lo cual podemos clasificarlo entre los aceites frutados de intensidad mediana, con aromas a madera, hierba recientemente cortada y hortalizas como el tomate y toques de manzana verde y almendra. Es ideal con pescados, pastas, salsas, freídos y guisos lentos así como para conservar alimentos por su alta resistencia a la oxidación y alta proporción de ácido oleico. Realza el sabor de quesos y verduras siente, además, muy recomendado para potenciar el sabor del jamón y todo tipo de embutidos curados.